¿Qué es el Slow Food?

El término Slow Food (comida lenta) nombra a un movimiento internacional que se contrapone a la estandarización del gusto en la gastronomía, y promueve la difusión de una nueva filosofía que combina placer y conocimientos. Opera en todos los continentes por la salvaguarda de las tradiciones gastronómicas regionales, con sus productos y métodos de cultivo. El símbolo del slow food es el caracol, emblema de la lentitud.

El caracol, ícono del Slow Food.
¿Cómo nació este movimiento?

Carlo Petrini fundó, en 1986, en Bra (provincia de CuneoItalia), una asociación con el nombre originario de ArciGola. Hoy en día el movimiento internacional Slow Food está presente en más de 150 países y cuenta con más de 83 000 socios. En Italia, slow food tiene 35 000 personas inscritas organizadas en 330 sedes locales llamadas condotte («conductas»). En el resto del mundo, las sedes locales se llaman convivia.

Vittorio y el Slow Food

En Vittorio apoyamos este movimiento desde hace tiempo, porque nos dimos cuenta que comer no solo es ese momento de estar en la mesa, sino que es el recoger los ingredientes de la huerta y el campo, lavarlos, cortarlos, cocinarlos y combinarlos de maneras únicas, no dejándonos llevar por el trajín agitado de la sociedad actual.

El momento de comer un buen plato es el momento culminante de un proceso que merece ser disfrutado momento a momento, soltando toda nuestra creatividad para darle un sello personal a nuestras comidas.