Vienen en dos versiones: Soft y Crunchy. Están hechos de una pasta de almendras, elaborados con azúcar, clara de huevos , y alvaricoque, que es una fruta similar al durazno. Se presentan en latas y cajas de madera.