Este tan deseado y emblemático sabor tiene su origen en Génova, Italia. Es delgada, suave y crocante, cubierta de hierbas, y tiene su gran expresión en Vittorio Pastas.

Aquí las hacemos en nuestro horno de barro. No se puede pasar por alto esta irresistible tentación.

Su textura, la combinación de la masa con la oliva y distintos quesos, logran desprender el mejor de los perfumes para un grato momento, y sentirte como en Italia.